Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES”

Turismo 4x4 Todoterreno Furgoneta
/
R

Factores que influyen en el rendimiento de los neumáticos: Alineado

 

Dentro de los factores que influyen en el rendimiento de los neumáticos tenemos que hacer especial atención al alineado, que no es igual que el equilibrado. De no revisarse cuando procede puede derivar en arreglos futuros más caros, repercutiendo en la salud general del vehículo.

 

¿POR QUÉ LOS VEHÍCULOS REQUIEREN ALINEACIÓN?

Debido al propio uso del vehículo, se desalinea. Da igual si lo usas más o menos, es algo común a todos los vehículos.

 

¿EN QUÉ CONSISTE EL ALINEADO?

En que tanto las ruedas de cada eje, como los ejes entre sí, queden perfectamente alineados según las recomendaciones del fabricante. El proceso debe realizarse en un taller especializado pues requiere de equipamiento específico.

 

El profesional eleva el vehículo y le coloca los sensores correspondientes donde el equipo registra las cotas actuales. Partiendo de esa base y cotejándolo con los datos recomendados del fabricante vemos la corrección necesaria. El proceso habitual (si no hay imprevistos) suele rondar una hora de trabajo.

 

 

COTAS QUE DETERMINAN EL ALINEADO

 

[1] Convergencia o Divergencia (TOE-IN o TOE-OUT). Es el ángulo que forman los planos medios de las ruedas respecto al eje longitudinal del vehículo.

 

 

[2] Ángulo de Caída (CAMBER). Es el ángulo que forma el eje vertical del vehículo con el plano central de la rueda, visto el vehículo de frente o desde atrás. Hay varios tipos: Si el ángulo de caía de la rueda está hacia dentro es negativo, si el ángulo es hacia afuera es positivo. Hablamos de caída cero cuando la rueda está completamente vertical.

 

 

[3] Ángulo de avance (CASTER). Hace referencia a la inclinación de la rueda, la cual puede ser hacia adelante o hacia atrás a partir de una línea vertical imaginaria. Se dice que es positivo, cuando la parte arriba de la línea vertical se inclina hacia la parte trasera del vehículo y negativo cuando se inclina hacia al frente. La función es garantizar la estabilidad direccional del vehículo.

 

 

[4] Ángulo de salida (KIN-PIN INCLINATION). El ángulo de salida es el ángulo que forma el eje del pivote sobre el que gira la rueda para orientarse, respecto al plano vertical, visto el vehículo de frente. Las funciones son reducir el esfuerzo que el conductor realizar sobre el volante para orientar las ruedas y facilitar el retorno de la dirección a su posición central, después de realizar un giro.

 

 

 

¿CÓMO SE SI TENGO QUE ALINEAR LA DIRECCIÓN?

Hay cuatro aspectos que nos indican que el alineado necesita reglarse correctamente y de forma inmediata:

 

Si notamos un desgaste irregular de la banda de rodadura de los neumáticos (desgaste asimétrico pronunciado en un hombro del neumático)

 

Si tienes la sensación de que en línea recta y con el volante recto el coche tiende a ir hacia un lado sin nosotros hacer nada.

 

Si tienes dificultad o notas rigidez en el giro del volante hacia un lado.

 

Por fallos de reparación, daños en el chasis o carrocería.

 

Un mal alineado del vehículo provoca desgaste excesivo en los neumáticos, se pierde estabilidad durante la marcha y aumenta la distancia de frenado. Desde Carlider recomendamos que el alineado se realice simultáneamente al cambio de neumáticos y una vez al año a menos que sucedan casos particulares como un fuerte golpe (accidente, bache en calzada, etc.) o por un golpe directo de la rueda contra el bordillo que habría que realizar el alineado con prioridad.