Esta web usa cookies propias y de terceros para ofercer un mejor servicio y hacer estadísticas de datos de uso. Acéptalas antes de seguir navegando para poder disfrutar de todos sus contenidos con plena funcionalidad. Si quieres más información o modifiar su configuración, vista nuestra  “POLÍTICA DE COOKIES”.

Turismo 4x4 Todoterreno Furgoneta
/
R

Factores que influyen en el rendimiento de los neumáticos: Comportamiento del conductor

 

 

El conductor tiene por sí solo la mayor influencia en el rendimiento de los neumáticos. Es solamente el conductor quien decide cuando acelerar, frenar y aplicar el ángulo de giro y, lo más importante, la suavidad o agresividad con que se realizan estas acciones.

 

 

El conductor o propietario del vehículo también influye en el nivel de mantenimiento del vehículo y los neumáticos, la presión de inflado de las ruedas y la carga del vehículo.

 

Estos factores influyen en prácticamente todas las facetas del rendimiento de los neumáticos, en casos extremos el conductor puede influir más en el rendimiento de los neumáticos que los demás factores juntos.

 

CLAVES PARA UNA CONDUCCIÓN EFICIENTE

A pesar de que el consumo nominal de los nuevos vehículos se ha reducido, el consumo global de carburante se ha incrementado y con ello las emisiones de CO2. Ello se debe al comportamiento que tiene el usuario durante la conducción, te dejo unas pautas para una conducción más eficiente:

 

[1] ARRANQUE Y PUESTA EN MARCHA

Debemos arrancar el motor sin pisar el acelerador, una vez arrancado iniciar la marcha. En motores turboalimentados esperar unos segundos antes de iniciar la marcha.

 

[2] PRIMERA MARCHA

Debemos usarla para el inicio de la marcha, cambiando a segunda a los 2 segundos o 6 metros aproximadamente.

 

[3] ACELERACIÓN Y CAMBIO DE MARCHAS

Si tenemos en cuenta las revoluciones, debemos cambiar de marcha entre las 2.000-2.500 rpm en motores de gasolina y entre 1.500-2.000 rpm en motores diésel. Teniendo en cuenta la velocidad tendríamos el siguiente escenario: Iniciamos la marcha en 1ª, cambiamos a 2ª marcha aproximadamente a los 6 metros, cambiaremos a 3ª marcha a partir de 30 km/h, a 4ª marcha a partir de 40 km/h, a 5ª marcha a partir de 50 km/h, a 6ª marcha a partir de 60km/h. Hay que acelerar después de realizar el cambio.

 

 

[4] UTILIZACIÓN DE LAS MARCHAS

Se recomienda circular lo máximo posible en las marchas más largas y a bajas revoluciones, en ciudad siempre que sea posible, utilizar 4ª y 5ª marcha, respetando los límites de velocidad, obviamente.

 

[5] VELOCIDAD DE CIRCULACIÓN

Debemos circular a velocidad constante, lo más estable posible buscando fluidez en la conducción. Evitaremos frenazos, aceleraciones y cambios de marchas innecesarias.

 

[6] DECELERACIÓN

Para aminorar la marcha levantaremos el pie del acelerador y dejaremos rodar el vehículo con la marcha seleccionada en ese instante, así aprovecharemos el freno de motor. Seguidamente, frenaremos de forma suave con el pedal de freno, reduciendo marcha lo más tarde posible, con especial atención en las bajadas.

 

[7] DETECCIÓN DEL VEHÍCULO

Siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detener el coche sin reducir previamente de marcha.

 

[8] PARADAS

En paradas prolongadas, por encima de 60 segundos aproximadamente, se recomienda apagar el motor. Si tu vehículo dispone de Start/Stop perfecto.

 

[9] ANTICIPACIÓN Y PREVISIÓN

Respetar siempre la distancia de seguridad respecto a los demás conductores y un amplio campo de visión que permita ver 2-3 vehículos por delante. Si detectamos cualquier obstáculo o reducción de la velocidad, levantaremos el pie del acelerador para anticipar las siguientes maniobras. Dependiendo de la gravedad, activaremos las luces de emergencia para alertar a los conductores que vienen detrás.

 

[10] SEGURIDAD

En la mayoría de los casos, aplicar una conducción eficiente contribuye al aumento de la seguridad vial.