Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES”

Turismo 4x4 Todoterreno Furgoneta
/
R

¿Sabes cómo leer los neumáticos? Parte II

PROFUNDIDAD MÍNIMA DE DIBUJO

Si tomamos como referencia el Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Vehículos, en el ANEXO VII Neumáticos, vemos que:

 

Los neumáticos de los vehículos comprendidos en las categorías M1, N1, O1 y O2 deben presentar, durante toda su utilización en las vías públicas, una profundidad en las ranuras principales de la banda de rodamiento que, como mínimo, debe ser de 1,6mm.

 

Deberá entenderse como ranuras principales las ranuras anchas situadas en la zona central de la banda de rodamiento que cubre cerca de las tres cuartas partes de la anchura de dicha banda.

 

Quedan excluidos del ámbito de aplicación del apartado anterior los vehículos históricos equipados originalmente con neumáticos o cubiertas de otros tipos que cuando eran nuevos tenían ranuras de una profundidad inferior a 1,6mm., siempre que dichos vehículos estén equipados con los citados neumáticos, que se utilicen en condiciones excepcionales y que no se utilicen nunca o casi nunca en la vía pública.

 

El mínimo legal de profundidad de la banda de rodadura es de 1,6 milímetros, debiendo respetar dicho valor por nuestra seguridad y la del resto de conductores. Desde Carlider recomendamos sustituir los neumáticos como máximo con 2mm de profundidad, debido a que el neumático empieza a perder prestaciones comprometiendo la frenada o el agarre.

 

INDICADORES DE DESGASTE

 

 

Del mismo modo en el Real Decreto se establece que los neumáticos deben disponer de indicadores de desgaste:

 

Los neumáticos homologados de acuerdo al Reglamento ECE nº 30 o la Directiva 92/23/CEE que equipan vehículos de turismo y sus remolques deberán tener indicadores de desgaste. Dichos indicadores de desgaste sirven para señalar que las ranuras principales de la banda de rodamiento han alcanzado la profundidad mínima de dibujo indicada de 1,6mm.

 

¿Cómo podemos localizar el testigo de desgaste en él neumático?

Si nos fijamos en el flanco del neumático, cada cierto tramo presenta una serie de marcas que indican la posición del indicador. La referencia más común son las siglas en inglés de Indicador de desgaste de la banda de rodadura TWI (Tread Wear Indicator). Algunos fabricantes usan su propio logotipo o simplemente un triángulo.

 

 

Para comprobar la profundidad del neumático debemos usar un profundímetro, al ser una herramienta técnica, es posible que no la tengamos a mano, pero podemos realizar una comprobación rápida usando una moneda de 1€:

 

Coloca una moneda de 1€ en un surco de la banda de rodadura tal y como se muestra en la imagen.

 

La parte dorada de la moneda no queda visible: Los neumáticos todavía tienen suficiente goma para conducir con seguridad.

 

La parte dorada de la moneda queda visible: Los neumáticos no tienen suficiente goma para conducir con seguridad, es hora de cambiarlos.

 

 

Recomendamos que para cualquier inspección visual del neumático se visite al especialista para que nos pueda asesorar mejor en cuanto al estado del neumático. Puedes localizar tu carlider más cercano desde aquí.

 

HOMOLOGACIÓN DOT (DEPARTMENT OF TRANSPORT)

Todos los neumáticos fabricados para EE.UU. deben llevar el código DOT requerido por el Department of Transportation, es un departamento del Gabinete federal del gobierno de los Estados Unidos encargado del transporte, y está controlado por la Secretaría de Transporte de los Estados Unidos.

 

Justo después de este marcaje se especifica con una referencia de 12 dígitos la empresa, fábrica, molde, lote y fecha de fabricación.

 

 

La fecha de fabricación se especifica con cuatro dígitos, 2 para la semana y 2 para el año. Si el neumático ha sido fabricado antes del año 2000 el código es de 3 dígitos, 2 para la semana y uno para el año.

 

 

Los neumáticos no tienen fecha de caducidad, puedes obtener más información en este artículo de ADINE

 

HOMOLOGACIÓN EUROPEA CEPE

Esta homologación hace referencia a la conformidad con el Reglamento nº 117 de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas (CEPE). El código se compone por una “(E nº)” dentro de un círculo más un código.

 

Desde hace muchos años, esta comisión, ha regulado diferentes aspectos del neumático como tamaños, inscripciones en el flanco, durabilidad y velocidad. Recientemente, el CEPE ha regulado sobre niveles de ruido, tracción sobre mojado y resistencia a rodar, lo cual determina su contribución a la disminución de uso de combustible del vehículo.

 

El símbolo CEPE en el flanco confirma que el fabricante cumple con todos los requisitos, incluyendo el índice de carga y el código de velocidad (cada referencia se homologa independientemente, es decir un neumático 195/65 R15 91W tendrá distinta homologación que 195/65 R15 91V). Para que el fabricante pueda cumplir con estos requisitos, debe obtener una aprobación de laboratorio, pasar pruebas de confirmación y que sus fábricas pasen inspecciones de control de calidad.

 

 

(E4): Esta marca de homologación indica que el neumático correspondiente fue homologado en los Países Bajos (E 4) con arreglo al Reglamento nº 117.

 

028473 es el número de homologación, marcado con S2WR2 la fase 2 del ruido de rodadura, adherencia en superficie mojada y fase 2 de la resistencia a la rodadura. y al Reglamento nº 30 con el número de homologación 0283684. Los dos primeros dígitos del número de homologación (02) indican que esta se concedió con arreglo a la serie 02 de modificaciones y que el Reglamento nº 30 incluía la serie 02 de modificaciones.

 

En cuanto al Número de homologación, los dos primeros dígitos indican la regulación por la que fue aprobado, las más comunes son:

 

Si aparece “02” al comienzo indica que el neumático ha sido aprobado por la Regulación de Serie CEPE30, que regula los neumáticos de pasajeros.

 

Si aparece “00” al comienzo indica que el neumático ha sido aprobado por la Regulación de Serie CEPE54, que regula los neumáticos para vehículos comerciales.

 

Puede suceder que el código de números esté seguido por una “s” (de sonido), lo que indica que el neumático ha sido probado y ha cumplido los límites de ruido, Directiva 2001/43/CE.

 

CERTIFICACIÓN UTQG (UNIFORM TYRE QUALITY GRADING SYSTEM)

Esta certificación hace referencia a la calidad del neumático, tomando en consideración tres parámetros:

 

 

TREADWEAR. El índice de Treadwear corresponde a la velocidad en que se desgasta un neumático. Este índice se obtiene mediante una prueba efectuada en circuito de 400 millas (643 km) sobre una distancia de 7.200 millas (11.587 km), en condiciones controladas. Este índice está comprendido entre 60 y 620 y el valor de referencia es 100. Por ejemplo, un neumático con un Treadwear de 75 se desgastará 1/3 más rápido que un neumático normal mientras que un neumático con un Treadwear de 280 se desgastará 2,8 veces más lentamente.

 

TRACCIÓN. Capacidad de tracción de las ruedas motrices en carretera mojada en línea recta, se expresa con las letras AA (índice más elevado), A, B o C (índices más bajos) siendo el C el mínimo aceptable.

 

TEMPERATURA. El índice de Temperatura corresponde a la resistencia del neumático al calentamiento y a su capacidad de disipar el calor. Este índice se obtiene mediante una prueba en laboratorio. El exceso de calor puede provocar la degradación del neumático. Este índice se indica con las letras A (índice más elevado), B y C (índices más bajos). El índice C es el mínimo que impone la ley.

 

NEUMÁTICOS HOMOLOGADOS DE LOS FABRICANTES DE VEHÍCULOS

 

Estas son algunas de las marcas que homologan neumáticos, indicado con las marcas que se muestran en la imagen, ello significa que ese neumático ha pasado la homologación del fabricante de vehículos, pasando satisfactoriamente diferentes tipos de pruebas de resistencia, frenado, niveles de ruido, kilometraje, etc. Los neumáticos homologados están diseñados para ofrecer unas prestaciones determinadas para el coche que los lleva, por lo que encontraremos algunas diferencias entre un neumático homologado y otro no homologado, aún siendo el mismo modelo:

 

Compuestos. La mezcla de compuestos es diferente en un neumático homologado.

 

Desgaste. Los neumáticos homologados están diseñados para ese vehículo en concreto, por lo que el desgaste será distinto que en unas que no estén homologadas.

 

Comportamiento. Los fabricantes de vehículos pasan meses probando neumáticos que se adapten a las características de ese vehículo en concreto.

 

Si tienes alguna duda puedes escribirnos a info@carlider.es o consultar a tu especialista del neumático más cercano, puedes localizarlo en el mapa aquí.

 

 

 

Artículos Relacionados

¿Sabes como leer un Neumático? Parte I