Esta web usa cookies propias y de terceros para ofercer un mejor servicio y hacer estadísticas de datos de uso. Acéptalas antes de seguir navegando para poder disfrutar de todos sus contenidos con plena funcionalidad. Si quieres más información o modifiar su configuración, vista nuestra  “POLÍTICA DE COOKIES”.

Turismo 4x4 Todoterreno Furgoneta
/
R

Todo lo que debes saber acerca del Aquaplaning

 

 

El Aquaplaning plantea una de las situaciones de riesgo más temida por todos pues se pierde el control del vehículo, te explicamos que es y cómo evitarlo.

 

 

¿QUÉ ES EL AQUAPLANING?

El Aquaplaning en un vehículo se produce cuando los neumáticos se separan de la superficie a causa del agua. El efecto es el mismo que una tabla de surf en el mar, al eliminar el contacto con la superficie, los neumáticos no pueden transmitir las fuerzas de tracción y frenado, ni mantener o cambiar el sentido de la marcha, perdiendo el control.

 

 

¿CÓMO SE PRODUCE?

Si sabemos las causas será más fácil evitar el problema. El Aquaplaning en un vehículo se produce porque los surcos del neumático no son capaces de evacuar toda el agua que se encuentra en la superficie. Cuanto más ancha es la banda de rodadura, más agua necesita de evacuar el neumático. El tamaño de los surcos aparte del diseño de la banda de rodadura, viene determinado por el desgaste del neumático.

 

 

En superficie mojada, si el 100% del agua se evacúa no habrá problemas de pérdida de control del vehículo (Fase 1).

 

Si la superficie está mojada y se comienza a acumular agua por la parte delantera en sentido de giro, se debe a que no se evacúa el agua correctamente, puede ser debido a un mal estado de los neumáticos o que la velocidad sea elevada para las condiciones de la vía, etc. (Fase 2).

 

Si la Fase 2 se mantiene puede hacer que el agua por la parte delantera haga de cuña, levantando el neumático de la superficie y eliminando la fricción (Fase 3). Los neumáticos comienzan a patinar con poco o ningún contacto con la superficie, perdiendo el control del vehículo hasta que la fricción se restablezca, que sería cuando la velocidad disminuya lo suficiente.

 

Hay tres factores que contribuyen al aquaplaning, la velocidad, la cantidad de agua en la superficie y la profundidad de la banda de rodadura.

 

 

 

¿CÓMO REACCIONAR?

A veces evitar el Aquaplaning es imposible, por ello es importante que sepas cómo actuar en estas circunstancias:

 

Sujeta bien el volante. Cuando pasamos por una zona de agua puede no tener la misma profundidad en toda su dimensión, incidiendo de forma diferente en cada neumático, por ello si no sujetas bien el volante (siguiendo la trazada de la carretera) puede hacer un extraño y que sea imposible hacerte con él.

 

No frenes ni aceleres. El volumen de agua nos frenará poco a poco, por ello levantaremos el pie del acelerador suavemente hasta que el coche se detenga, si aceleramos o frenamos podemos perder el control del vehículo.

 

Prepárate para un posible impacto. Cuando se produce el Aquaplaning perdemos el control del vehículo, mantente alerta, no sueltes el volante y mantén la posición en el asiento.

 

 

¿CÓMO EVITARLO?

Como decimos siempre, un mantenimiento preventivo evita averías inesperadas, y también situaciones de riesgo.

 

Neumáticos. Parte muy importante al ser el nexo de unión. La banda de rodadura debe estar en buen estado, legalmente la profundidad mínima son 1.6mm, pero con menos de 4mm pierde prestaciones en seguridad. La presiones deben ser las adecuadas para la aplicación y cargas del vehículo. Una presión por debajo del nivel recomendado aumentará la superficie del neumático respecto de la superficie, reduciendo el tamaño de los canales de evacuación.

 

Mantenimiento del vehículo. Ten el vehículo siempre a punto, realizando los mantenimientos cuando corresponde. Parte importante de ese mantenimiento que tiene repercusión directa en el aquaplaning son los amortiguadores, si están en mal estado tendremos problemas.

 

Velocidad. Se prudente, aunque no llueva, si hay agua en la superficie debemos permanecer alerta y circular con precaución para evitar sustos.

 

Anticipación. Si detectas cualquier situación de riesgo más adelante anticipa movimientos e indica con luces de emergencia al resto de conductores.

 

 

Los sistemas de control de estabilidad no impiden el aquaplaning, pues solo funcionan cuando el vehículo tiene contacto con la superficie. Se recomienda quitar el control de velocidad en superficies mojadas ya que tendrás que reducir la velocidad suavemente y de forma manual.

 

Si tienes alguna cuestión no dudes en ponerte en contacto con nosotros.