Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.

En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.

Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuest

Turismo 4x4 Todoterreno Furgoneta
/
R

Neumáticos de invierno

Si realizas una pequeña encuesta a tu círculo más cercano y preguntas, ¿Qué son los neumáticos de invierno y para qué se usan?, la respuesta será más o menos homogénea: son neumáticos para la nieve. Cierto, pero la definición va más allá. 

 

Y es que hablar de climatología adversa en España es hablar de nieve y del uso de cadenas, pues desde los medios de comunicación, cuando se habla del estado de las carreteras, instan al uso de cadenas y no al uso de neumáticos de invierno.

 

Este artículo pretende exponer los aspectos fundamentales de esta tipología de neumáticos y reducir ese desconocimiento:

 

 

¿QUE ES UN NEUMÁTICO DE INVIERNO?

Un neumático de invierno no se usa únicamente para la nieve, sino para tiempo frío en general y cuando además hay lluvia y nieve. Aporta adherencia cuando un neumático convencional no tracciona en pavimento deslizante, con mucha agua, con bajas temperaturas o porque hay nieve.

 

 

DIFERENCIAS ENTRE NEUMÁTICOS DE VERANO Y NEUMÁTICOS DE INVIERNO

A diferencia de los neumáticos de verano, los neumáticos de invierno presentan en la banda de rodadura surcos más anchos y unas hendiduras y aristas adicionales, todo diseñado para una mejor evacuación y tracción sobre superficies heladas o nevadas, es decir, están diseñados especialmente para combatir las peores condiciones climatológicas.

 

 

Otro de los aspectos que diferencian ambos neumáticos son los compuestos, adaptados a la climatología, teniendo los neumáticos de invierno una mezcla de goma más flexible a bajas temperaturas, evitando que se endurezca a bajas temperaturas para favorecer el agarre.

 

 

 

La distancia de frenada es otro aspecto importante, en la imagen anterior vemos dos situaciones, una con superficie mojada y otra con superficie nevada, y a diferentes velocidades, comparamos neumáticos de invierno frente a neumáticos convencionales. En la primera situación, vemos que la diferencia de frenada a 80km/h en superficie mojada, es de 6 metros de diferencia. En la segunda situación, sobre superficie nevada, vemos que a menor velocidad, la distancia de frenada es de 31 metros. 

 

 

TENGO UN NEUMÁTICO M+S, ¿ES DE INVIERNO?

El marcaje M+S son las siglas en inglés de Mud and Snow, “barro y nieve”. Por regla general los neumáticos de invierno llevan este marcaje, sin embargo, no todos los neumáticos marcados con M+S se consideran de invierno.

 

 

Es marcaje quiere decir que los neumáticos están diseñados para ganar tracción en superficies complejas con barro y nieve, sus compuestos son más blandos y trabajan bien a bajas temperaturas.

 

 

COMO SE QUE ES UN NEUMÁTICO DE INVIERNO

Un pictograma en el flanco del neumático indica que el neumático es de invierno.

 

 

Conocido como 3PMSF (Three Peak Mountain Snow Flake), se trata de una montaña de 3 picos y un copo de nieve en el interior. Este se otorga al neumático una vez pasadas unas exhaustivas pruebas según el método de certificación ETRTO (European Tyre and Rim Technical Organisation).

 

 

NEUMÁTICOS DE INVIERNO Y CÓDIGO DE VELOCIDAD

Para los neumáticos convencionales el código de velocidad debe ser igual o superior al especificado en la Tarjeta Técnica del Vehículo, pero ¿Y para los neumáticos de invierno?.

 

Si tomamos como referencia el Manual de procedimiento de inspección de las estaciones ITV. (versión 7.2.2. que entra en vigor el 1 de febrero de 2018) vemos que: "Si se utilizan neumáticos especiales de nieve, estos irán marcados con la inscripción M+S, MS o M&S y deberán tener una categoría de velocidad, bien igual o superior a la velocidad máxima prevista para el vehículo, bien no inferior a 160km/h (Código Q). Si la velocidad máxima del vehículo es superior a esta deberá especificarse en una etiqueta de advertencia de velocidad máxima, situada en un lugar destacado dentro del campo de visión del conductor del vehículo."

 

pegatina-invierno-lassa

 

¿PUEDO LLEVAR NEUMÁTICOS DE INVIERNO TODO EL AÑO?

¿Llevarías un abrigo en verano? Por poder podrías, pero no estarías igual de cómodo. Con los neumáticos pasa igual, cada neumático se adapta a cada estación, pues la suma de la estructura y diseño de la banda de rodadura, compuestos, etc. hacen que ese neumático se comporte lo mejor posible en según qué condiciones.

 

Lo ideal (según qué zonas geográficas) es colocarlos en octubre y cambiar por los de verano en marzo. Con temperaturas por debajo de 7ºC es cuando éstos neumáticos alcanzan su óptimo comportamiento, donde los neumáticos convencionales comienzan a perder sus cualidades.

 

Según la AEMET, vemos que en España existen muchas zonas donde las temperaturas en invierno están por debajo de 7ºC, se recomienda su uso en 38 provincias, aunque especialmente en 25 de ellas, veamos el mapa:

 

mapa-temperaturas-medias

 

Si mientras tenemos los neumáticos de invierno montados, de repente la temperatura está un poco por encima de 7ºC, no debes preocuparte, el neumático aguanta perfectamente, ya que con el buen tiempo persiste entonces si deberías cambiar los neumáticos, pues van perdiendo rendimiento conforme se incrementa la temperatura además de acelerar su desgaste.

 

Si el problema es el espacio, es muy probable que en el Taller dónde montes los neumáticos te brinde la opción de “custodiar” el juego de neumáticos de verano mientras montas los de invierno, pregúntalo.

 

 

¿TENGO QUE MONTAR 4 NEUMÁTICOS DE INVIERNO O CON 2 ES SUFICIENTE?

Si, con dos neumáticos sería suficiente siempre que sean montados en el eje motriz, al igual que las cadenas. Desde Carlider no te lo recomendamos en absoluto, pues tendrás una diferencia de adherencia respecto del otro eje que hará que la conducción sea muy incómoda e incluso podrías perder el control del vehículo.

 

 

NEUMÁTICOS DE INVIERNO O CADENAS ¿QUÉ HAGO?

Sin lugar a duda montar neumáticos de invierno. Esta tipología de neumáticos ofrece muchas ventajas, empezando por que cualquier situación que requiera del uso de cadenas es totalmente asumible por un neumático de invierno.

 

Si circulas por una carretera donde es obligatorio el uso de cadenas, la Guardia Civil de Tráfico no puede obligarte a ponerlas. Según el Reglamento General de Vehículos, basado en el Art. 12, apartado 5.2 del Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, los neumáticos de invierno son una alternativa legal a las cadenas.

 

Y es que el uso de cadenas presenta varios inconvenientes, estarás de acuerdo conmigo en que:

 

  • La mayoría de los conductores nunca ha montado las cadenas y/o no sabrían hacerlo.
  • El montaje es complejo, sucio y a veces peligroso (en la carretera).
  • Al ir montadas en el eje motriz, el vehículo pierde estabilidad.
  • Un montaje inadecuado o una mala tensión puede dañar el neumático y/o el vehículo.
  • Reducen considerablemente la velocidad del vehículo.
  • Limitación de velocidad a 50km/h.
  • Se incrementa la distancia de frenado respecto los neumáticos de invierno.

 

 

¿COMO DEBO ALMACENAR LOS NEUMÁTICOS?

Cuando realicemos el cambio de neumáticos de verano por los de invierno y viceversa, es conveniente saber que posición exacta tenían éstos en el vehículo para que a la hora del siguiente cambio podamos permutarlos para optimizar el desgaste. Debemos limpiarlos con agua y secarlos bien. Quitamos las piedras o posibles residuos que puedan tener para evitar deformaciones.

 

Una vez el neumático se encuentre limpio procedemos a su almacenamiento, si queremos prolongar su vida útil debemos almacenarlos:

 

  • Con luz artificial débil.
  • Manteniendo temperatura ambiente constante.
  • Almacenamiento en condiciones secas.
  • Las instalaciones deben estar debidamente ventiladas.
  • NO almacenar cerca de disolventes, combustibles, lubricantes, productos químicos o ácidos.
  • NO almacenar cerca de maquinaria eléctrica que pueda producir chispas o una fuente de calor.
  • NO exponer a luz solar directa o a una fuente de luz artificial de fuerte intensidad.

 

Si vamos a almacenar los neumáticos con llanta debemos colgarlos individualmente, con 1bar de presión de aire, o en su defecto apilarlos en bloques de 4 unidades cambiando su posición cada 4 semanas.

 

De todos modos, pregunta en tu taller de confianza, quizás ellos te puedan almacenar los neumáticos entre estaciones sin preocuparte de nada.

 

 

¿SE PUEDEN DAÑAR LOS NEUMÁTICOS POR DESMONTAR Y MONTAR VARIAS VECES?

Siempre y cuando el trabajo de desmontar y montar se realice por un profesional cualificado no hay ningún problema, el neumático está preparado para dicha manipulación las veces que sean oportunas.

 

 

MANTENIMIENTO Y CUIDADOS DE LOS NEUMÁTICOS DE INVIERNO

El mantenimiento y cuidados no tiene secretos, es el mismo que en los neumáticos convencionales.

 

  • Ajustar las presiones del neumático al nivel recomendado para las condiciones operativas del vehículo y sus cargas. Hay que tener en cuenta que la presión que aparece en el flanco del neumático se corresponde a la presión máxima y no a la recomendada. Revisarlas mínimo una vez al mes con un manómetro fiable y cuando éstos estén fríos (no habiendo recorrido más de 4 kilómetros con ellos).
  • Cuando la profundidad del dibujo en la banda de rodadura de los neumáticos de invierno es inferior a 4mm, éstos empiezan a perder sus prestaciones. Recomendamos su cambio con 3mm de dibujo.

 

 

INCONVENIENTES DE LOS NEUMÁTICOS DE INVIERNO

No podemos terminar sin decir los inconvenientes, que se resume en uno: el coste que supone un nuevo juego de neumáticos adicional al que ya llevamos montado en el vehículo. Este inconveniente también viene con ventaja pues con la compra de este nuevo juego de neumáticos, alargamos la vida de ambos juegos de neumáticos.